Guapa por dentro y por fuera

FOTO ZUMO ANTIOXIDANTE

Por fin llegó la primavera y con ella las ganas, de estar más radiantes que nunca. Esta estación del año es sinónimo de nacimiento y renovación y esto implica que debemos cuidarnos tanto por fuera como por dentro.

Sabíais que el origen etimológico de la palabra primavera, se refiere al “primer verdor”?? En esta época del año, los días empiezan a ser más cálidos y largos y la naturaleza se viste de ese “verde” que tanto nos gusta.

Estar guapos, siempre se ha considerado un sinónimo de salud y bienestar, pero de la misma manera cuando buscamos soluciones para el envejecimiento también estamos buscando soluciones para prevenir la aparición de enfermedades relacionadas con la edad y mejorar nuestra calidad de vida en la vejez.

Nuestras células están continuamente renovándose… nuestra piel es reemplazada constantemente por nuevas células, estas se copian a ellas mismas y las nuevas sustituyen a las viejas y así constantemente….

Pero, si nuestro cuerpo y nuestras células están en constante renovación, ¿porque envejecemos? Envejecemos, entre otras cosas, por algo que es vital para la vida: el oxígeno.

A medida que pasa el tiempo, el oxígeno tiene el hábito de oxidar a otras moléculas (ácidos nucleicos, lípidos o proteínas), dañándolas en el proceso. Consumimos y necesitamos oxígeno para vivir en cada segundo de nuestra vida, pero a lo largo de los años este oxígeno puede resultar perjudicial. Parte del oxígeno que entra a través de la respiración en nuestro cuerpo, se convierte en radicales libres y estos según circulan por nuestro cuerpo van dañando los tejidos.

No debemos olvidar que a este proceso natural y biológico del envejecimiento, le debemos sumar otros factores oxidativos que generan aún más radicales libres, como el exceso de calorías en la dieta, el estrés, la actividad física aeróbica desmesurada, los tóxicos ambientales, los aditivos y procesados alimentarios, las radiaciones, los rayos ultravioleta, el exceso de sol, el tabaco, los medicamentos….

Por lo tanto es importante tener en cuenta que si la producción de “radicales libres” supera la capacidad antioxidante de nuestro organismo se produce el “estrés oxidativo” y daño celular.

¿Qué herramientas podemos utilizar para retrasar el envejecimiento?

El envejecimiento forma parte de un proceso biológico y complejo influenciado por una combinación de factores tanto endógenos como exógenos. Nuestras células de manera natural poseen mecanismos para neutralizar de manera endógena los “radicales libres” pero en muchas ocasiones debemos aportar los co-factores que necesitan, además de aportar de forma externa los famosos “Antioxidantes”

¿Cómo podemos a través de la alimentación envejecer más lenta y saludablemente?

  • Vitaminas:

Vitamina E: aceites vírgenes como el germen de trigo o el de girasol, también en los frutos secos y semillas.

Carotenos (provitamina A): algas (chlorella), zanahorias, espinacas, calabaza, granada.

Vitamina C: camu-camu, acerola, granada, perejil, grosella negra, pimientos, coles de Bruselas, kiwi, berros, limón, naranja.

  • Minerales:

Selenio: nueces de Brasil (es suficiente con tomar dos al día).Zinc: semillas de calabaza y semillas de sésamo.

Magnesio: semillas de calabaza, frutos secos, cacao, verdura de hoja verde.

Manganeso: frutos secos, legumbres (germinados para los zumos)

  • Compuestos fenólicos: dentro de los compuestos fenólicos destacaremos:

La Quercitina: presente en las cebollas, manzanas, brócoli, col roja.

Las Proantocianidinas: de las semillas de la uva roja y vino tinto.

Las Antocianidinas: acai, cerezas, granada.

Las Catequinas: del té verde y té negro.

El Kaempferol: puerro, brócoli, rábano, endivias y remolacha.

El Resveratrol: piel de las uvas, sobretodo uva roja.

Las Curcuminoides: La curcumina: principio activo de la cúrcuma, actúa como protector del ataque oxidativo.

El Tirosol: en el aceite de oliva virgen extra.

  • Carotenoides: (pigmentos amarillo-rojizos):

Como los beta-carotenos y el licopeno presentes en el tomate (mejor frito y con aceite de oliva virgen extra), sandía, guayaba, zanahoria, calabaza.

Las bayas de goji destacan por su alto contenido en carotenos y potente efecto antienvejecimiento.

  • Organosulfurados: presentes en el ajo y la cebolla.
  • Acido alfa-lipoico: verduras de hoja verde, levadura de cerveza.
  • N-acetil-cisteína: alga cochayuyo
  • Coenzima Q10: aceites vegetales como el de canola o germen de trigo.
  • Glucosinolatos: presentes en las crucíferas como por ejemplo el brócoli y germinados, pero cuidado con no cocinar más de 5 minutos el brócoli al vapor.

Os propongo este rico zumo “Antienvejecimiento” con nuestra Juissen «By Xevi Verdaguer».

Ingredientes:

  • ½ pimiento rojo
  • ½ pimiento amarillo
  • 1 raíz de remolacha
  • 1 zanahoria
  • 1 pepino
  • 1 cucharada sopera de bayas de goji

Preparación:

  1. Lava y seca con un paño o papel de cocina los pimientos, el pepino, la zanahoria ráspala y lávala, si los alimentos son ecológicos no hace falta pelarlos.
  2. Pela la remolacha y a continuación trocea todos los ingredientes y pasa por el extractor Juissen By Xevi Verdaguer.
  3. Deja emulsionar todos los ingredientes juntos dentro del extractor para que de esta manera se mezclen bien los sabores.
  4. Sirve, añade las bayas y bebe enseguida.

Podemos añadir una cucharada sopera de aceite de oliva virgen (u otro aceite vegetal virgen) cuando tengamos listo el zumo, de esta forma los betacarotenos de la zanahoria se absorberán aun mejor.

Salud…!!!!

Sheila Farràs.